A través de su cuenta en Twitter el creador de la saga BioShock, Ken Levine, ha revelado algunos detalles muy interesantes sobre el proyecto en el que está trabajando. Ha dicho que se trata de un juego en primera persona con un trasfondo de ciencia ficción completamente novedoso que no se basará en universos vistos anteriormente. Será un RPG con el que podremos personalizar a nuestro personaje en un mundo abierto, cimentado en misiones y un “sistema de pasión” del que no ha dado detalles.El desarrollo del juego está todavía en una fase muy temprana pero jugable “a niveles muy rudimentarios”, tan básicos que descarta mostrar algo en la próxima edición del E3. En otra de las declaraciones nos informa que contará con una inteligencia artificial muy potente, pero que “ofrecerá un acercamiento muy distinto al de Liz” de BioShock Infinite.

Un detalle también interesante que ha desvelado Ken Levine es que el aspecto creativo está inspirado en las obras de Stanley Kubrick y Wes Anderson, dotándole de un aspecto visual impecable y futurista. Sobre la historia ya comentó hace tiempo que quiere establecer una “narrativa flexible que dé importancia a las pequeñas cosas para que el título sea altamente rejugable”.

Por ahora el proyecto no tiene nombre, lo que sí sabemos es que sólo se está desarrollando para PC, pero deja la puerta abierta a otras versiones. Y viendo las cifras de ventas de videojuegos para consolas y compatibles seguro que también terminan tomando la decisión de programarlo para otras plataformas.

Si el proyecto lo lidera Ken Levine no nos cabe duda de que se tratará de un título fantástico que aportará algo nuevo a la industria.

Fuente: gematsu EOL
Artículo AnteriorLas ventas de Wii U alcanzan los 9,2 millones y 3DS supera los 50 millones
Proximo ArtículoEl modo Raid de Resident Evil Revelations 2 tendrá micropagos
Creador de Locos x los juegos portal de noticias. Gamer desde la Texas TI99 y Comodore hasta la actualidad. amante de los videojuegos sin importar la plataforma. Coleccionista de juegos sin terminar.