Cuántas veces escucharon a un amigo, un familiar, un colega del trabajo referirse a su consola como la plei o play?  seguro que muchísimas veces.. y seguro también que unas cuantas veces no era una Sony Playstation, si no una xbox, o hasta una consola de nintendo. Un Fenomeno parecido pasa o paso en Estados Unidos con The Nintendo.

El relato a continuación seguramente tendrá mucho más sentido para aquellos que viven o vivieron en Argentina.

Pero.. de dónde viene? .. podemos asociarlo quizás a mediados y fines de los 90 donde fue llegando al país la playstation en una primer etapa tímida, como una consola nueva de la que no saber qué esperar. y otra etapa avasallante donde todos querían o tenían una. pero volvamos mas atras…. finales  de los 80s más precisamente. cuando salíamos de los juegos de computadoras personales como commodore, texas instrument o incluso las consolas Atari o colecovision. llegaba al país el Family computer, este era el nombre “original” en japon, y aca llegaron innumerables clones chinos que en su primer etapa eran copias muy fieles a lo que llamamos cariñosamente “ El Family ”, y es que estaba ahí en el frente de la consola… decía explícitamente FAMILY COMPUTER… pero no íbamos a decir, quiero un jue go pa ra mi fa mi ly com pu ter… no, decíamos, mamá cómprame un juego para el family. 

Cartuchos de Family
Cartuchos de Family

Ahora situense en la época, videoclub, peliculas en VHS, el sabado habia que estar temprano para con suerte conseguir una película de estreno para ver el fin de semana. dependiendo el videoclub del barrio llegaban una cantidad limitada y por ahí estabas un par de semanas con ganas de verla sin poder encontrarla. Para los que vivimos esa época la televisión solo tenía unos pocos canales de aire, la transmisión concluía a la medianoche y hasta cortaban por la tarde!!, asi que en el videoclub ese oasis de entretenimiento, pasábamos horas mirando tapas de películas y tomando la caja para leer la sinopsis esperando que esa película sea buena, a veces si el que atendía era copado te tiraba la posta, o por ahi fruta, los gustos no son para todos lo mismo. No teníamos internet para ver trailers, ni metacritic para guiarnos en análisis. Con suerte en el videoclub pasaban varios trailers en un televisor, y esa era a veces la fuente de nuevo material. Los videoclub se volvieron la opcion logica para empezar a alquilar cartuchos de family, y de a poco fueron tomando lugar físico en vitrinas vidriadas. era normal ver un grupo de chicos amontonados mirando las caratulas chinas de cartuchos de colores amarillos, rosas, celestes, con dibujos de juegos que parecian espectaculares, que generaban una expectiva magica de lo que ibas a jugar. Uno de mis lugares favoritos era el  Club de Video La casita que se encontraba en el barrio de flores. y en que iba varias veces por semana a buscar mis cartuchos para jugar incontables juegos de family, incluso recuerdo una escena donde le llore a mi mama que me comprara un juego por unos cuantos minutos, hoy con 40 años siendo padre entiendo lo que es ese capricho, y lo sufro también. pero increíblemente recuerdo que mi vieja pagó 80 pesos por un juego de los picapiedras de Family,  80 pesos que en los 90s eran 80 dólares, muchísima plata si lo pienso ahora, y es que no nos sobraba la plata, tampoco estábamos mal en casa, pero quizás el videoclub no era el mejor lugar para comprarlos, después fui aprendiendo que debía ir a otros locales ya especializados en videojuegos, como casas de computacion en galerias, si esos locales medio escondidos, y hasta surgían lugares de alquiler solo de videojuegos, y quizás el favoritos de muchos por larga data, el parque rivadavia. 

¿Pero a donde voy con todo esto dirás? al tiempo se empezó a masificar tanto la cultura family que en la mayoría de las casa había uno, ya sea con su forma clásica muy parecida al original, o su variante más redondeada, formas raras… o nombres ya clásicos como Froggy family game… en esencia eran todos familys. 

 

En argentina no nos llegó la nintendo Nes, en realidad si, pero era para que tenia plata, el que sabía, o no lo que compraba. el family era la que era fácil de identificar y era obviamente todas copias chinas, y de ahi tambien decantaron cartuchos bootleg o copias chinas que tenían 101 juegos en 1, que en realidad eran 30 juegos como máximo con 3 variantes, o los 400 en 1 que tenían 73 variantes del mario.  el mercado se inundó de juegos bootleg como un street fighter o un mortal kombat que nada tenían que ver con los originales pero lo último que perdíamos era la ilusión de jugarlos en casa. 

Toda esta cultura hizo que creciera a nivel demencial la oferta de revistas con información de videojuegos, muchas llegaban de España, como hobby consolas, action games, y luego fueron llegando las nacionales. Repito para el que quizás no lo sabia, no teníamos internet, y sin la revistas, los trucos o novedades de juegos terminaban en el colegio donde un amigo o chamuyaba con un truco imposible o con la salida de un juego que nunca llegaría a ser realidad. Era parte de esa magia del family que hizo que nos encariñamos tanto que le digamos El Family como si un integrante más de la familia se tratara. Fue también una época que duró unos cuantos años y se volvió accesible, pero lo que vendría después iba a cambiar todo.

 

Crecimos, nuestras expectativas mejoraron, teniamos mas información al alcance, nos volvimos exigentes, queriamos mas historia, mas gráficos, mejor sonido, y en eso llegan las consolas de 16bits. Acá llegaban con otro timing, imaginen que las revistas como Hobby consolas tenían meses de edición cuando acá en Argentina se las consideraba de lanzamiento. Lo mismo pasaba de alguna forma con las consolas, y es que al salir de a poco del mundo family vimos que iban apareciendo consolas como la Sega Genesis/Megadrive o la Super Nintendo. 

El fanatismo no es lógico, o eso solemos creer y por eso tenemos esa ojera de caballo que solo nos deja mirar para adelante. y en un mundo “lógico” el fanatico de Nintendo Nes, seguirá con la Super Nintendo como su próxima elección. Pero para el niño Argentino no existia la Nintendo per se.. era el family y seguro muchos sabían la relación directa de nintendo, pero no todos, ni tampoco los padres. Para los padres la sega o la super nintendo eran el nuevo family. ni sabían que mejora tenían, para ellos siempre todo era lo mismo, pero para nosotros… no, te podría dar 65 motivos para diferenciarlas, te hablaría horas de las mejoras de los 16bits, todo lo que lei en ese pilón de revistas que tengo ahí tirado.

Entonces que paso con el joven de esa época? pidio una consola nueva para navidad, en ese entonces pensó en lo que podía alquilar en el videoclub, uno nuevo que había descubierto hacia poco y en el que había mucha oferta de juegos de Sega, además, averiguando precios era bastante mas economico tener una sega, ya sea por el valor de la consola como por sus juegos. otro factor importante, Sonic. estaba en la tapa de todas las revistas. Mi etapa con sega fue “Lógica” ya no era el niño fan que se dejaba llevar por una carátula y elevaba las expectativas de forma exagerada. Esta vez tenia información que me hacia juzgar mis decisiones de compra.. igual eso no me alejaba de alquilar montones de juegos solo para probar que tal eran. para ese entonces con unos 12 o 13 años aproximadamente, me iba a un local ya solo dedicado a los videojuegos, tambien ubicado en Flores llamado Kon Ami, ahí pase miles de horas en donde llegamos a armar amistad con el dueño Gabriel Castillo, jugabamos torneos de fifa, probamos juegos, y hasta ayude atendiendo el local, anotando en carpetas los juegos que se llevaban el resto de los chicos. este fácil acceso a los juegos y la diversidad de consolas hizo que mi época de 16 bits fuera una de las más memorables, y luego me decida por vender mi sega y comprar la super nintendo, porque no podía llevarme los cartuchos a casa a seguir jugando esos juegazos como punch out o starfox.  La oferta creció, y la famosa guerra de consolas se estableció, no había foros, ni grupos de facebook para debatir como monos durante horas por estupideces sin sentido, esas charlas se daban en persona en el videoclub. Si bien en esa época había también cartuchos piratas para ambas consolas, no creo que se haya llegado al nivel de masificación del Family, por eso creo que no existió ni ese cariño original, ni tampoco los padres llegaron a entender que existía una diferencia entre ambas.

KON AMI local de alquiler de videojuegos de los 90s en la avenida directorio.

Luego vendría la plei, que empezo siendo un sinónimo de consola cara, si lo comparamos con los 16bits, pero que rápidamente fue de fácil pirateo, y dio pie a que los juegos sean más fácil de copiar, esto de a poco fue matando al videoclub de barrio, empezaron a aparecer copias chinas por montones de miles de juegos y esto fue perjudicando notablemente a los videojuegos en videoclubes. recuerdo un local de pompeya donde fui a comprar 10 juegos por 60 pesos… o menos y ni sabia que llevarme.. terminaba comprando 4 juegos que me interesaban y completaba con basura. esta proliferación de pirateria siempre hablando de un contexto económico Argentino hizo que la popularidad de playstation estallara creando un nuevo cariño en muchos para generar un nuevo nombre por el cual encariñarse y el que los padres rápidamente aprenderian a repetir, la play.



Artículo AnteriorGlobalSquads y Flix MEDIA anuncian una especial alianza
Proximo ArtículoSuicide Squad: Kill the Justice League se retrasa a 2023
Creador de Locos x los juegos portal de noticias. Gamer desde la Texas TI99 y Comodore hasta la actualidad. amante de los videojuegos sin importar la plataforma. Coleccionista de juegos sin terminar.