Para festejar la cifra de 5 millones de piratas de todo el mundo navegando las aguas más tumultuosas del mar en Xbox One y Windows 10, esta semana se estrenó la segunda actualización de Sea of Thieves: Cursed Sails.

Esta versión trae consigo nuevos barcos esqueletos, un nuevo barco Bergantín y la posibilidad de jugar en equipo con otros amigos de la comunidad.

Todas estas funciones y contenido exclusivo están disponibles y son gratis para todos aquellos miembros de Xbox Game Pass y dueños del juego de la familia de Xbox One y Windows 10.

Artículo AnteriorLa Beta de Call of Duty: Black Ops 4 ya está disponible en PS4
Proximo ArtículoCooler es anunciado para Dragon Ball FighterZ
Gamer. Narrador. Loco. Entusiasta. Fanático del Chrono Cross y la aventura. Queriendo tener un condensador de flujos y viajar en el tiempo, para explorarlo todo.