Ghost of Tsushima Director's Cut
Plataforma:  PlayStation 5
Género: Acción | RPG
Desarrollador: Sucker Punch
Editor: Sony Interactive Entertainment
Lanzamiento: 20 de agosto de 2021
Precio: U$S 59,99 (PS4) – U$S 69,99 (PS5)
Idioma: Audio y Subtítulos en Inglés, Español, Frances, Portugués y Japonés

El 10 de agosto de 2020 salía al mercado el que para muchos sería el juego del año 2020. Ese premio finalmente se lo terminó llevando otra obra maestra como The Last of Us Part II, pero eso no quita que encontró en Ghost of Tsushima (entre otros) un digno oponente. La nueva IP desarrollada por Sucker Punch fue realizada con tanto amor y detalle que era lógico que muchos pasaran (o pensáramos) que merecía el reconocimiento al GOTY. Igualmente, esto no quitó que su desarrollador, junto con Sony Interactive Entertainment, se decidieran a lanzar una edición más completa del juego, la cual llegó un año después del lanzamiento del título original. Así fue como, el 20 de agosto de este año, Ghost of Tsushima Director’s Cut vio la luz tanto para consolas PlayStation 5 como en PlayStation 4.

Esta nueva edición llega con mejoras para la consola de última generación de Sony, nuevos elementos para el modo Ghosts (multijugador del título) pero lo que más llama la atención es la expansión del juego, que nos llevará a recorrer la Isla Iki, la cual sufre el asedio mongol al igual que la Isla Tsushima. Luego de acompañar a Jin en su aventura inicial, ahora nos toca recorrer los bellos y peligrosos paisajes de la Isla Iki mientras intentamos liberarla del asedio del Águila al mismo tiempo que batallamos con los demonios internos de nuestro protagonista.

Antes de comenzar, les recordamos a aquellos que disfrutaron el juego en PlayStation 4 y ahora hacen lo propio en PlayStation 5, podrán recuperar sus partidas guardadas si las transfieren desde un dispositivo USB o bien descargándolas de la nube, lo que les sea más sencillo. A continuación, les dejamos nuestro análisis de Ghost of Tsushima Director’s Cut.

Ghost of Tsushima Director's Cut

Para empezar, recién podremos embarcarnos a la Isla Iki al comienzo del Acto II de la historia principal. Una vez cumplido este requisito, deberemos iniciar la misión correspondiente para enfrentarnos a una banda de mongoles que será algo más poderosa que las que estamos acostumbrados, y esto es debido a un molesto nuevo enemigo: el chamán. Este enemigo hará cánticos especiales que influirán en el resto de sus compañeros, haciéndolos más fuertes y resistentes, lo que será un dolor de cabeza si no estamos lo suficientemente preparados. Luego de acabar con todos, nos encontraremos que un pequeño asentamiento fue víctima de “El Águila”, una general mongol bajo el ala protectora de Kublai Kan, pero que se encuentra haciendo de las suyas en la Isla Iki.

Este no será un lugar al azar en la historia, ya que esa isla fue en donde Kazumasa Sakai (el padre de Jin) fue asesinado por un bandido y a quien, tal y como vemos en el juego base, Jin falló en proteger. Una vez salvado el asentamiento, Jin se dirigirá a esta nueva isla donde, desde el comienzo, se encontrará con El Águila, quien le dará de beber un misterioso brebaje que convierte a sus “elegidos” en chamanes. Luego de unas visiones, Jin logrará escapar y conocerá a un bandido que será nuestro nuevo aliado en esta isla. La historia que nos cuenta esta expansión cierra muchos interrogantes respecto de la relación que Jin poseía con su padre, ya que en Ghost of Tsushima se profundizó en su relación con el señor Shimura, quien crió a Jin luego de la muerte de Kazumasa. Su madre también tiene un rol en la historia, aunque con menos relevancia.

En la Isla Iki los peligros son iguales o mayores a la Isl Tsushima. Aunque hay asentamientos mongoles, la presencia del chamán dificulta las cosas, ya que será el enemigo al que deberemos derribar primero para que sea más sencillo lidiar con el resto. Aunque no son complicados, muchas veces la cantidad de enemigos supondrá un interesante desafío hasta que lleguemos al chaman. Consejo, luego del chamán vayan por los arqueros, son insufribles.

Las habilidades de Jin pueden mejorarse en esta expansión, aunque llamativamente no son propias de el sino que de nuestro caballo. Aprenderá una habilidad que nos dará la posibilidad de arremeter contra un grupo de mongoles enemigos, pero a medida que lo utilicemos nuestra determinación disminuirá, por lo que tendremos que tener mucho cuidado de cómo y cuándo usarla. Además, hay nuevos santuarios para recorrer, pero ya no son de zorros sino de otros animales. En cada uno de ellos, Jin recordará algunos sucesos con su madre y tocará su Shakuhachi para entonar melodías que atraerá al animal correspondiente.

Ghost of Tsushima Director's Cut

Junto con estas adiciones, habrá nuevos minijuegos como una arena de combate en la que deberemos enfrentarnos a varios contrincantes para obtener premios, así como una oportunidad para demostrar nuestra puntería en competencias de tiro al blanco con bandidos.

En cuanto a la duración, no podemos decirte cuánto se tarda en completar la Isla Iki al 100% ya que eso depende del ritmo de juego de cada uno (el modo foto a veces nos roba mucho tiempo, sobre todo con escenarios como los que nos regala Sucker Punch), pero la realidad es que en relación precio calidad no decepciona.

Igualmente, aún no hablamos de los aspectos técnicos, una de las principales razones por las que los usuarios de PlayStation 5 podrán adquirir esta expansión. Al haber disfrutado del juego base en PlayStation 4 y ahora poder hacer lo propio con Ghost of Tsushima Director’s Cut en PlayStation 5, les aseguro que las diferencias en cuanto a gráficos son ínfimas. Si es verdad que ahora poseemos la opción de visualizarlo en 4K y 60 FPS, pero la realidad es que ya el juego se veía muy bien en su versión anterior y ahora da la sensación que son algunos retoques que no modifican mucho la parte visual. Por lo menos, no se notan cambios sustanciales. La sincronización labial en japonés está bien hecha pero no termina de convencer.

Donde si se notan diferencias es en la implementación del audio 3D y del uso que le dan al DualSense. Al cabalgar sentimos de forma distinta la vibración dependiendo de los lugares en donde lo hagamos, los gatillos adaptativos se tensan con una fuerza diferente si utilizamos el arco normal o el pesado, y más que podrán apreciar una vez que puedan probar esta versión. Junto con esto, el audio 3D está muy bien implementado ya que podemos apreciar con claridad desde donde viene cada sonido, algo que sirve y mucho en un juego de este estilo. Finalmente, los tiempos de carga, que ya eran cortos en el juego inicial, en la versión de PlayStation 5 son prácticamente nulos. Viajar de un punto al otro se hace en un abrir y cerrar de ojos, por lo que no podremos agarrar nuestro celular mientras esperamos.

Como conclusión, podemos decirles que sin lugar a duda que Ghost of Tsushima Director’s Cut vale la pena por lo que nos ofrece la expansión de la Isla Iki gracias a su historia, la cual llena algunos vacíos respecto de todos los interrogantes que nos planteamos en su momento en la relación de Jin con su padre. Igualmente, no deja de ser cierto que las mejoras técnicas no son lo que se esperaba. La diferencia de gráficos entre la versión anterior y la actual es mínima, y únicamente se puede rescatar la adición del audio 3D y las funciones del DualSense, que realmente hacen que la inmersión en el juego sea más profunda.

No cabe duda que estamos ante una expansión que no nos arrepentiremos de comprar para poder disfrutar de todo lo que nos ofrecerá la Isla Iki, pero no deja de ser cierto que el apartado visual podría haber mejorado un poco más.