GRID™ Legends - Codemasters - Electronic Arts
Plataformas: PC | PS4 | PS5 |
XBOX Series | XBOX One
Género: Conducción
Desarrollador: Codemasters
Editor: Electronic Arts
Lanzamiento: 24 de Febrero de 2022
Precio: $ 5499 (Steam / Xbox) | U$60 (PS)
Idioma: Inglés con
subtitulos en español / Español

De la mano de Codemasters, expertos en materia de títulos automovilisticos, como Formula 1 o Dirt, entre otros, llega una entrega nueva de Grid, con la esperanza de poder competirles mano a mano contra los gigantes de esta generación como Gran Turismo 7 o Forza Horizon 5.

Con muy poco que mencionar, al encender el título nos transportamos directamente a la acción en donde nos enteramos que personificaremos a “22“, un piloto del equipo de carreras “Seneca“, y estamos intentando ganar la temporada. Nos muestran un accidente ocurrido con nuestra compañera de equipo (Yume Tanaka), y nos dan el control para así finalizar la carrera. Esto representa el primer punto y el “tutorial” del juego, que luego de finalizado y casi sin preguntarlo, nos sumerge en las acciones ocurridas muchos meses antes para ponernos a tono respecto a quién somos y por qué estamos allí.

Seneca, quien en ese entonces no era nuestro equipo, buscaba piloto secundario dado el pésimo rendimiento que tenían. Un equipo joven, comandado por un director joven, que logró convencer a inversionistas para que apostaran por él, y terminó siendo un arriesgado que le gusta buscar pilotos en lugares extravagantes. Luego de unas pruebas, entramos al equipo a competir con ellos.

El mayor condimento del título es claramente su modo historia, y no porque sea espectacular, sino por el detalle de que tiene escenas live action en cada capítulo que realizamos (sí, el modo es episodico). La primera sesión de juego que tuve consistió en realizar una carrera y ver una cinemática, una y otra vez, durante 1 hora. Si bien, como dije, es interesante que se hayan tomado el trabajo de grabar escenas con actores para darle mayor enfasis a la historia, cada una de ellas se ven muy mal actuadas y termina simulando un reality show barato de algún país del Medio Oriente, con toda la trama de tensión y escándalo que podrían imaginarse también.

Así mismo, si bien no jugué en la mayor dificultad que poseen las IA, me pareció que los desafíos propuestos para avanzar de capítulo en la historia, que generalmente consistían en terminar en X puesto o vencer a un rival particular, no eran precisamente desafiantes. En pocos segundos ya me encontraba en el primer puesto en una carrera, sea el tipo de vehículo o circuito que sea, y toda posibilidad de representarme alguna dificultad, se anulaba. Me dio una sensación como si estuviera jugando minijuegos en medio de una película: escena, minijuego de carrera, escena.

Esta campaña / historia, nos durará aproximadamente unas 6 o 7 horas, ya que la componen 36 capítulos, y se verá afectado por la dificultad que elijamos para la IA, así como nuestra habilidad de manejo. Luego de cada una de las carreras recibiremos dos tipos de premios: dinero y experiencia. El dinero que recibamos se verá afectado por las pérdidas que generemos al destrozar nuestro automóvil en la carrera, por lo que el juego nos promueve a ser “conductores sanos”. De igual manera no vi un caso en que me afectara tan catastróficamente a mis ganancias el romper un paragolpes o lastimar la carroceria.

En relación a la experiencia, una crítica de un jugador no tan frecuente de títulos automovilisticos, es que si bien el juego te impulsa a “correr bien”, es tedioso que recibas más experiencia por seguir la franja ideal de manejo por la carretera. Lo sé, se supone que así debería ser, pero no quita el hecho de que para recibir una buena cantidad de puntos, tengas que seguir constantemente la trazada y no poder ser mas creativo en tu manejo. Y vamos a querer esa experiencia, dicho sea de paso, porque es la que utilizaremos para mejorar los niveles mecánicos de nuestros vehículos y la afinidad con los compañeros de escudería (no en la historia, sino la que podemos crear en otro modo).

Aprovechando la introducción anterior, el tuneo de los automóviles es algo que podremos realizar desde el taller y no escapa a lo muy básico: color, calcos y un poco más. Las verdaderas mejoras, mecánicas, se habilitan a medida que utilizamos repetidamente un vehículo.

 

 

 

Entrando en el plano gráfico, el juego no tiene fallas, pero por momentos he dudado que se tratara de un juego optimizado para la actual generación. En mi caso lo he jugado en Xbox Series X, y algunos renderizados de texturas como edificios cercanos a la pista, no me parecieron con un nivel de detalle suficiente (porque seamos sinceros, lo más importante es el auto y la pista, ¿no?) que quizás otros títulos actuales ofrecen. Por supuesto, si mi punto de vista es correcto, por obvias razones el título tiene muy buenos tiempos de carga y es fluído, si contamos con lo expuesto anteriormente.

Ampliando un poco más lo referente a la posibilidad de que nuestro vehículo se dañe, por supuesto esta opción no es obligatoria pero es divertido activarla. El vehículo se irá dañando con cada golpe que sufra al punto de que podremos quedarnos con un motor sin funcionar o manejando en llantas. Podemos reponer el vehículo por completo pero eso nos demorará unos segundos de carrera y por supuesto perderemos puestos. Lo más divertido de esto es que a medida que se ocasiona un daño, el vehículo no responderá en consecuencia al tipo de daño realizado: primero la transmisión se daña haciendote perder el control, pasando luego a los neumáticos que te harán generar más fricción y finalmente el motor (sin contar daños estéticos).

Por último, el sistema “Némesis” es algo corto de mencionar pero vale la pena. Con el, en cualquier momento de las carreras realizadas durante la historia o competencias, un corredor puede sentirse agredido por nosotros, ya sea porque lo chocamos o le ganamos una posición, y se transformará en nuestro archi-enemigo. Durante el resto de la aventura o competencia, buscará siempre que tenga la oportunidad, chocarnos. Si bien puede no ser nada influyente en dificultades bajas, cuando aumentamos un poco la intensidad de la IA, puede volverse conflictivo.

¿Y que más?

Una vez completemos el modo historia, o simplemente nos parezca aburrido su desarrollo, podemos ir a los modos adicionales online y offline.

En primer lugar, uno de los modos offline es la Carrera Profesional, donde podremos usar los vehículos que desbloqueamos y correr el kilometraje necesario para subir de nivel sus características, así como explorar otras locaciones y conocer a los sponsors, una característica que no mencioné pero hace referencia (como en la vida real) a patrocinadores que nos darán dinero por poner sus marcas en nuestro vehículos y completar ciertos “requisitos” sencillos del estilo conducir de noche X cantidad de carreras, por ejemplo.

Otro modo es el creativo, Race Creator, que sirve para crear tus propias pistas con tus reglas: vehículos, curvas, obstáculos, clima, etc. Esto ya es algo visto en muchos otros juegos, y que si bien no es troncal, se agradece que apoyen las iniciativas de creatividad que tienen muchos usuarios.

Por último, el modo online competitivo nos permite acceder a una progresión diferenciada a la del offline, y así acceder a retos semanales o mensuales con recompensas especiales. Adicionalmente, está habilitado el crossplay entre todas las plataformas, una característica más que necesaria hoy día con la diversidad de usuarios.

 

Analisis
Puntuacion
6
Artículo AnteriorLEGO Star Wars: The Skywalker Saga presenta un nuevo tráiler
Proximo ArtículoGTA+: La suscripción de GTA Online para PS5 y Xbox Series
Gamer. Narrador. Loco. Entusiasta. Fanático del Chrono Cross y la aventura. Queriendo tener un condensador de flujos y viajar en el tiempo, para explorarlo todo.