El fin de semana pasado tuvimos la oportunidad de ingresar a probar una propuesta bastante polémica que presenta el universo “videojueguil” de Bandai Namco. Dragon Ball: The Breakers está pronto a llegar este próximo 14 de Octubre en Playstation, Xbox, PC y Nintendo Switch, y en base a las (pocas) experiencias que pudimos tener en esta beta cerrada a la que accedimos en Xbox Series, es difícil que tenga buena recepción del público.

Vamos primero a ponernos en contexto. Dragon Ball: The Breakers es una propuesta fuera de lo común para la saga, porque ya no se trata de peleas en 2 o 3 dimensiones, sino de calcar el gameplay de los populares juegos multijugador asimétricos que tienen hoy día como mayor referente a Dead by Daylight. Serán 7 jugadores contra un solo oponente, un villano reconocido de la franquicia (actualmente Freezer o Cell), donde estos deberán sobrevivir al enemigo corriendo, escondiendose y usando algunas habilidades que le permitan, principalmente escapar. Solo bajo ciertas condiciones, y utilizando las Transferas, unos items que puedan adquirirse por moneda del juego o abonando con nuestra billetera real, podremos invocar al espíritu de algún Guerrero Z como ser Gokú o Vegeta. Es en ese momento, donde por solo 30 segundos aproximadamente, vemos el espíritu de los juegos de pelea de Dragon Ball, como los Budokai Tenkaichi, y nos ponemos a luchar mano a mano contra nuestro enemigo o Incursor, como le llaman en español.

Entonces, recapitulando, 7 supervivientes sin ningún poder supernatural como los Saiyan deben usar diferentes tácticas para lograr activar una máquina del tiempo que los ayude a escapar de Cell o Freezer. Todo esto, controlado por humanos, sin IA. ¿Divertido, no?. Bueno, quizás suene divertido para alguien que disfruta de Dead by Daylight, pero hasta ahí llega el amor

En principio aclaremos algo, la beta duró dos días seguidos y tuvo 4 franjas horarias para conectarnos y poder probarlo. De esas 4 franjas, en 2 de ellas nos intentamos conectar y solo pudimos acceder al tutorial, porque NUNCA encontramos una partida online. Por suerte, las mecánicas del juego las pudimos conocer por el tutorial, en donde muestra a Trunks como líder de la Patrulla del Tiempo, que nos rescata (a nuestro personaje creado) en una especie de “grieta del tiempo” que se han generado y donde hemos terminado. Allí, nos explica que debemos escapar consiguiendo unas “llaves de Poder” que se obtienen en cajas alrededor del mapa, y que al poseer una podemos activarla mediante un juego de mantener un botón apretado por 15 segundos en una ubicación específica (vaya mecánica). Una vez se realiza esto, se enciende una máquina del tiempo (que también debemos activar pulsando un botón por décadas) que nos permite huir con vida.

La dificultad reside en que Cell o Freezer, dependiendo el villano que elija el Incursor, nos puede eliminar un área de juego o atacar mientras estamos accionando algo. Para ello, lo explicado anteriormente sobre las Transferas, y la posibilidad que nos brinda de darle tiempo a nuestros compañeros supervivientes de ejecutar otras acciones. Lamentablemente, me gustaría hablar más sobre la experiencia real de juego con otros participantes, pero no pudo ser así, y deberé limitarme a las características que sí notamos y pudimos probar.

Al finalizar el tutorial, Trunks nos deja en una suerte de “lobby” en un punto intermedio del tiempo. Aquí tenemos las ya clásicas opciones de personalización, incremento de habilidades para los Guerreros Z, los villanos (si jugamos como Incursor), y por supuesto la infaltable tienda. Para sorpresa de nadie, el juego está repleto de items de customización que podemos adquirir por módicos precios en moneda del juego o dinero real. Es impresionante que el funcionamiento de la tienda y su despliegue de objetos, incluído un pack de “oferta”, funcionara tan bien en comparación con el matchmaking.

Esta suerte de lobby me hizo recordar al que ya poseíamos en Dragon Ball Fighter Z, con la diferencia que nuestro personaje no es chibi aquí. El 80% de esta beta, se canalizó en encontrar las fallas en este sitio pre-batalla, y divertirnos saltando de silla en silla para ver cómo el mapa de colisiones de nuestro personaje hacia que nos desplomaramos en el piso. Cabe aclarar, que algo simpático hubiera sido que el host de la partida abriera su lobby al resto de los participantes para que al menos pudieramos pasar un rato todos juntos… pero también se olvidaron de eso.

Como dije anteriormente, lamento mucho que no se haya podido disfrutar la experiencia del título en lo que podría llegar a ser un gran giro para la saga (aunque lo dudo), pero al menos pudimos reportar al equipo de desarrollo un par de errores, como ser el reinicio del temporizador de búsqueda de partida cada vez que entrabamos en algún menú a interactuar (esto es posta). Dragon Ball: The Breakers deberá esperar quizás hasta Octubre para un veredicto final con jugabilidad seria de parte de nuestro equipo, porque si concluyeramos en este instante, podriamos ser lapidarios.

Artículo AnteriorEl Crisis Event Eclipse ataca en Tom Clancy’s Rainbow Six Extraction
Proximo ArtículoXbox Game Pass da a conocer sus nuevas incorporaciones
Gamer. Narrador. Loco. Entusiasta. Fanático del Chrono Cross y la aventura. Queriendo tener un condensador de flujos y viajar en el tiempo, para explorarlo todo.