Sopresivamente, Bethesda cerró su presentación en la E3 2018 con bombos y platillos presentando The Elder Scrolls VI.

Igualmente, todo parece apuntar a que el mismo será jugable recién para la próxima generación de consolas, por lo que tendremos que esperar bastante tiempo para poder disfrutar de la próxima entrega de esta franquicia que tiene a millones de personas atrapadas.

Esta sería la continuación de la franquicia luego de The Elder Scrolls: Skyrim, pudiendo ver nuestra review para Nintendo Switch acá.

Además, para los fanáticos de la saga anunciaron The Elder Scrolls: Blades, un juego que estará disponible para smartphones y para el cual tienen planes de lanzarlo para el resto de las plataformas y consolas.

En Blades recorreremos calabozos y bosques, modificaremos nuestro personaje y la ciudad en donde vivimos, pudiendo jugar contra otras personas y de la forma en que queramos. Esá disponible para reservar en iOS y Android, aunque el juego estará gratis para descargar desde su lanzamiento.