EN MARZO DE 2020 SE HA LANZADO ‘TT ISLE OF MAN RIDE ON THE EDGE 2’ DESARROLLADO POR KT RACING Y DISTRIBUIDO POR NACON GAMING, A CONTINUACIÓN TE DETALLAMOS SOBRE EL JUEGO.

TT: Isle of Man es un juego de carreras de motos publicado por Nacon Gaming y desarrollado por Kylotonn basado en la carrera TT de la Isla de Man. El juego se centra en emular la experiencia de uno de los recorridos de motocicletas más largos del mundo.

JUGABILIDAD

Pilotar una moto de competición no es tarea sencilla, y eso es precisamente lo que nos quiere hacer entender TT isle of Man: Ride on the Edge 2 desde el mismísimo principio. Nuestros primeros minutos en el título de Kylotonn, tutorial mediante, serán una introducción a través de la cual deberemos acostumbrarnos a los conceptos más básicos del manejo de la motocicleta: acelerar, frenar, girar, cambiar de marchas manualmente (si así lo deseamos) y, sobre todo, evitar los caballitos. Sí, puede parecer algo absurdo, pero arrancar con ímpetu supone que la moto se desequilibre y, si no tenemos cuidado, acabaremos en el suelo más de una vez.

Kylotonn quiere que sepamos que esto no va a ser fácil, pero en cuanto nos acostumbremos a los controles y al manejo, todo se volverá más sencillo y divertido. Como es lógico y como en cualquier otro videojuego del género, TT Isle of Man: Ride on the Ridge 2 nos permite personalizar los ajustes de pilotaje para adaptarlo a nuestro gusto y a nuestras pretensiones. Por ejemplo, podremos elegir el nivel de exigencia al que queramos enfrentarnos en la moto, pudiendo modificar para ello aspectos tan importantes como ABS, control de tracción, frenada combinados, cambio de marchas o trazada dinámica. Si optamos por una vertiente más realista, disfrutaremos de un control exigente en el que tendremos que medir bien el uso del acelerador y los frenos o la inclinación de la moto, ya que cualquier mínimo error nos puede llevar al suelo. ¿Quieres que el juego sea increíblemente desafiante? Solo tienes que desactivar todas las ayudas y asistencias que vienen por defecto (como por ejemplo las flechas que nos marcan cuál es la trazada más conveniente y los puntos exactos en los que debemos frenar para no salirnos del circuito).

Los circuitos por los que nos batiremos con nuestros rivales y las motos. Al igual que ocurría con la anterior entrega, la Isla de Man y sus más de 60 kilómetros de carreteras están recreadas en escala 1:1, con todos los detalles como baches y demás irregularidades por lo que en este sentido el trabajo del estudio es sencillamente demencial.

No solo correremos en esta isla, y es que además tendremos la posibilidad de correr por algunos circuitos ficticios de Gran Bretaña por lo que en este sentido tendremos bastantes opciones. Sin embargo, una vez que nos ponemos a los mandos por primera vez nos daremos cuenta que estamos ante un juego de motos totalmente diferente. Conducir modelos muy potentes a más de 200 km/h por carreteras sinuosas y estrechas es toda una experiencia. Tendremos a nuestra disposición varias cámaras para disfrutar la experiencia como queramos, y en la cámara del casco es donde el juego enseña sus mejores virtudes.

Dentro de la experiencia para un jugador tendremos el modo Trayectoría, la Carrera Rápida, el modo Contrarreloj y el siempre interesante modo de Conducción Libre, que nos permitirá disfrutar de todo el mapa estableciendo parámetros como el momento del día, la meteorología o la temperatura.

Con respecto al modo Trayectoría, nuestro objetivo será el de participar en la competición que da nombre al juego. Para ello tendremos un calendario en el que deberemos participar en diferentes pruebas y obtener reputación, dinero y ventajas.

En nuestro trayecto podremos ir haciéndonos con las distintas motos disponibles, además de poder fichar por un equipo profesional que nos irá dando distintas recompensas a medida que cumplimos sus objetivos. Además podremos acceder a una Zona de Desafíos donde tendremos que completar una serie de pruebas a lo largo de las carreteras de la Isla de Man. Todo nuestro progreso nos servirá para ir ganando dinero y reputación para poder tunear nuestras motos y aumentar su rendimiento.

Buscando retos adicionales encontramos Carrera Rápida, donde podremos competir en cualquiera de los circuitos disponibles y con la moto que queramos. Aquí también será posible elegir el tipo de salida y el momento del día. Por último, también existe el modo Contrarreloj, el cual nos permitirá correr contra nuestro fantasma para buscar las mejores marcas.

En el multijugador online podremos competir con hasta ocho jugadores, eligiendo libremente la moto y el trazado. Este modo es divertido, pero el servicio se ha mostrado poco estable y ha sido dificil encontrar partida.

AMBIENTACIÓN

Este título hace gala de un notable acabado visual, destacando el gran modelado de las motos y la perfecta recreación del circuito de la Isla de Man. En este sentido, gozaremos de una minuciosa reproducción del asfalto, el material urbano y las edificaciones, consiguiendo con ello un gran realismo. El resto de pistas también estarán a un gran nivel y disfrutaremos de parajes realmente espectaculares.

En este sentido, cada trazado dispondrá de tres momentos del día (mañana, mediodía y tarde-noche), contando todos ellos con una magnífica iluminación. A nivel visual, aunque veremos multitud de efectos de partículas y entornos con vida, también encontraremos animaciones poco pulidas y un sistema de físicas que a veces no actúa de forma correcta.

La banda sonora tiene melodías que acompañan bien en los menúes. El título también llega traducido y doblado al español, pero las líneas de diálogo son muy escasas. Lo que más destaca es la genial adaptación de los ruidos y sonidos de las motos y el realismo de los efectos, sobresaliendo el brillante uso del efecto del viento cuando pilotamos a grandes velocidades.

CONCLUSIÓN

TT Isle the Man – Ride on the Edge 2 ofrece una sensación de realismo como pocos juegos y la recreación del circuito de 61 kilómetros es de lo mejor que se ha hecho en el mundo de la simulación de velocidad. Visualmente es un juego que entra por los ojos debido a la belleza y diversidad de paisajes, a pesar de lo corto que es el circuito, y por el buen trabajo que se ha realizado en el modelado de las motos y en el movimiento de los pilotos.

Las numerosas opciones de ayuda y su diferente grado de utilización hacen que el juego se mueva en una horquilla muy amplia, desde un simple arcade hasta un exigente simulador de motociclismo.

TT Isle the Man – Ride on the Edge 2 ya se encuentra disponible para Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y Windows PC a través de Steam.