[Review] Scott Pilgrim vs. The World: The Game – Complete Edition
Plataformas: PS4 | PS5 | Xbox One | Xbox Series | Nintendo Switch | PC 
Género: Beat ’em up
Desarrollador: Ubisoft
Editor: Ubisoft
Fecha de lanzamiento: 14 Enero 2021
Precio: $14,99
Idioma: Ingles

Scott Pilgrim vs. The World The Videogame fue un juego que originalmente se lanzó en PlayStation 3 y Xbox 360 allá por el 2010 para aprovechar el boom de la película. Dicha reinterpretación de la película (Scott Pilgrim vs. the World) que a su vez esta basada en el cómic de Bryan Lee O’Malley nos sorprendió por su entretenido y versátil gameplay que estaba acompañado por unos bellos diseños en pixel art. Dicho título fue acompañado luego de su lanzamiento por un DLC cargado de contenido, no paso mucho tiempo en ser considerado un juego de culto dentro del genero Beat ’em up; pero desgraciadamente al poco tiempo de formar parte dentro de uno de los regalos de la suscripción de PlayStation Plus, el estudio perdió la licencia en 2014 y como resultado el título fue removido de las Stores Digitales de forma permanente.

Por fortuna, hace unos meses nos enteramos que Ubisoft estaba trabajando en Scott Pilgrim vs. The World: The Game – Complete Edition, la edición definitiva de aquel titulo que tantas alegrías nos dio hace mas de 10 años. Dicho juego se lanzará el próximo 14 de Enero para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC a través de Uplay y Stadia, sin más preámbulo a continuación te cuento mis impresiones. Esta reseña fue realizada en PlayStation 4 modelo Fat gracias a un código otorgado por Ubisoft.

El argumento de Scott Pilgrim vs. The World sigue el guion original del cómic/película, en esta aventura vamos a formar equipo con amigos para abrirnos camino a través de oleadas de enemigos en esta apasionado lucha por amor. Nuestra misión es simple, derrotar al la League of Evil Exes con el fin de ser feliz junto a Ramona Flowers. Además de poder utilizar a Scott Pilgrim como personaje jugable también contamos con la ya mencionada Ramona Flowers, Kim Pine, Stephen Stills, y los personajes que antes eran DLC: Knives Chau y Wallace Wells. Esta edición además de incluir a dichos personajes, nos permite jugar tanto en modo solitario, como en cooperativo de hasta 4 personas de forma online y offline; recordemos que en el título original el cooperativo se lanzo 3 años después y de forma paga. También se incluyen los modos Boss Rush y Survival Horror que están desbloqueados de inicio, sumándose a los modos Battle Royal y Dodge Ball que se disfrutan mucho más jugando en cooperativo con amigos.

Ya entrando en la aventura en si, a lo largo de las 7 fases que componen al juego con sus respectivos minijefes, jefes de zona y jefes finales (los exs), básicamente deberemos derrotar a todo enemigos que aparezca en pantalla al más estilo Beat ’em up de toda la vida. Algo que destaco mucho de este juego es lo dinámico de sus combates, a medida que derrotamos enemigos iremos subiendo de nivel para mejorar nuestras stats y obtener nuevos movimientos, por su parte al juntar las monedas que sueltan los enemigos podemos adquirir nuevas mejoras que nos serán de gran ayuda. El sistema de combate es simple y funciona a la perfección, contamos con dos botones de golpe, repartidos en los comandos de golpe alto y bajo (las piñas y patada), uno para bloquear y realizar contratataques, el botón de apoyo, y por último la super de cada personaje.



Algo que tenemos que tener claro en todo momento en Scott Pilgrim vs. The World es el escenario del juego, ya que contamos con diferentes objetos como armas para usarlas a nuestro favor, aunque el enemigos también puede utilizarlas y esto nos puede jugar en contra. Ahí es en donde entra en acción el sistema de rebotes, en donde si golpeamos en el momento justo, podemos agarrar los objetos arrojadizo y devolverlos con un golpe, por lo tanto no siempre es necesario agarrar de forma veloz un objeto, podemos sacarle provecho utilizando los rebotes del escenario. El título te recompensa por ser un jugador intocable, así que si jugamos bien y evitamos recibir golpes recibiremos un buff tanto de velocidad como ofensivo, pudiendo realizar un ataque mortal contra los enemigos.

Al ofrecernos la libertad de elegir el personaje que más se adapte a nuestro estilo de juego, las posibilidades a nivel jugable se amplían mucho ya que cada personaje cuenta con sus set de movimientos. Si bien el juego no es muy largo, de hecho hay un trofeo por pasarlo en 90 minutos, al contar con una buena variedad de personajes lo hacen un título muy rejugable, hasta no sacarle hasta la última gota es difícil que lo soltemos. Pese a todo lo mencionado, el juego no es fácil (Adri intensifies), contamos con 3 niveles de dificultad, pero les aseguro que hasta en el más sencillo vamos a necesitar farmiar monedas y experiencia. La razón de esto es que los personajes al principio están en nivel 1, y perderemos muchas vidas en nuestro recorrido hacía el primer jefe y si somos poco habilidosos vamos a perder en dicho encuentro. Por esta razón vamos a tener que repetir algunas fases de batalla con el fin de mejorar nuestras stats para poder avanzar, el lado bueno es que al tratarse de un juego muy atrapante y divertido no supone ningún problema esto; de hecho lo vamos a re-jugar mucho una vez que lo terminamos por primera vez. Aprender los comandos, las acciones y los movimientos de los enemigos serán las claves para conquistar hasta el más último secreto.

En cuanto al apartado audiovisual, no hay novedades respecto al original, si bien el juego ya en su momento contaba con unos excelentes gráficos y sprites de personajes realizados en pixel art, acompañados de una sublime banda sonora. Hubiera estado bueno que incluyeran algunas mejoras de fps al menos, pero este no fue el caso. Se podría decirse que nos encontramos antes el mismo juego de hace 10 años, pero que por fortuna envejeció increíblemente bien así que no tengo quejas en este apartado; además de contar con las grandes opciones de accesibilidad gracias a las consolas de actual generación.

Conclusión

Scott Pilgrim vs. The World: The Game – Complete Edition no presenta ninguna novedad respecto al título original lanzado hace 10 años atrás, pero para todo aquel que espero paciente durante 6 largos años por una nueva edición va a estar feliz de saber que este título envejeció realmente bien. No necesita mejoras técnicas para hacerle frente a los juegos actuales, de hecho nos encontramos ante una obra de culto que todo fanatico de los Beat ’em up esta obligado a jugar.