Sackboy: A Big Adventure
Plataformas: PS4 | PS5
Género: Plataformas | Aventura
Desarrollador: Sumo Digital
Editor: Sony Interactive Entertainment
Fecha de lanzamiento: 12 de Noviembre de 2020
Precio: 59,99 USD
Idioma: Inglés | Español | Portugués | Francés

En Junio del año pasado, más precisamente en el evento de presentación de la PlayStation 5, se realizaron varios anuncios de juegos próximos a lanzarse y de otros iniciando su proceso de desarrollo. Uno de los que más sorprendió con su revelación, por no haberse adelantado ningún detalle con antelación, y que nos hizo festejar apenas identificamos ese particular cierre fue “Sackboy: A Big Adventure”. Una nueva entrega con el querido personaje del LittleBigPlanet, pero esta vez iniciando la aventura con su nombre propio en el título.

En aquella oportunidad pudimos tener un pequeño vistazo de cómo sería su gameplay y adelantaron que, por supuesto, sería exclusivo de PlayStation. Un par de meses más tarde, se confirmó que saldría al mercado el mismo día que la nueva consola de Sony, el 12 de Noviembre. Y gratamente para aquellos que aún tenemos la PS4, también estaría disponible para esa plataforma junto para PS5.

El esperado día de Noviembre llegó, y aunque tardé un tiempito en publicarla, les compartimos a continuación nuestra apreciación de este lanzamiento.

Sackboy: A Big Adventure

De LittleBigPlanet a “Sackboy”

El primer LBP fue estrenado en 2008, siendo creado por Media Molecule y publicado por Sony Computer Entertainment (SCE), de ahí que se aseguré su exclusividad. A lo largo de los años se fueron publicando varios títulos complementarios, pero continuando con las entregas numeradas en 2011 llegó LBP 2, de la mano de los propios desarrolladores. En 2014 salió el volumen 3 de la saga, pero esta vez estuvo a cargo el equipo de Sumo Digital. Después de involucrarse en las mecánicas del género, es el mismo estudio quien vuelve a ser el responsable en esta oportunidad. Resultando así en retrospectiva un año agradable para Sumo por este nuevo lanzamiento y para Media Molecule por el trabajo realizado con Dreams.

Luego de este breve repaso por el origen de la franquicia, me alegra poder comentar que al iniciar “Sackboy: A Big Adventure” me sentí Ego de Ratatouille. Fue ver de nuevo en pantalla al icónico y simpático personaje y recordar por qué siempre me gustó tanto. Manteniendo varias de sus características relacionadas a la jugabilidad, e introduciendo nuevas como su aspecto en 3D —saliendo del tradicional 2.5— consigue que nos vayamos involucrando en la historia, al ir combinando lo ya conocido con lo nuevo. Llevándonos, al menos a modo personal, al eterno “un nivel más y apago”.

La trama principal nos enfrentará con el malvado Vex, quien irrumpe en la tranquilidad del pueblo de Sackboy y toma al resto de los Sackitos como esclavos. Nuestra misión será impedir que cumpla su objetivo de apoderarse del planeta completamente, y para ello deberemos recorrer los diferentes biomas de Mundo Artesano evitando que consiga los recursos que necesita para lograr su plan. A su vez, a medida que vayamos avanzando por las distintas secciones del mapa tendremos que luchar contra bosses intermedios que se interpondrán en nuestro paso.

Si bien a nuestra edad puede parecer una historia simple, la complejidad de ciertos niveles no nos hará la tarea tan sencilla. Incluso cada escenario cuenta con una clasificación correspondiente a la cantidad de puntos a conseguir, pudiendo recibir una valoración de oro, plata o bronce. A su vez, también existe la medalla por no morir y otra al conseguir todas las gemas especiales de cada stage. De forma que si queremos conseguir todos los premios en todas las secciones deberemos estar muy atentos y concentrados.

¡A jugar!

Como comentábamos anteriormente, en nuestra aventura iremos transitando regiones con temáticas variadas. Y como si de nuestro planeta se tratara, nos encontraremos con una zona de jungla, otra ambientada debajo del mar y también con otra de mucho frío y suelo congelado, por mencionar algunos ejemplos. Estas rotaciones le permiten al título poder jugar, alternar e integrar distintas herramientas y dinámicas al gameplay. De acuerdo a la ambientación, veremos diferentes enemigos, podremos utilizar nuevos tipos de objetos para continuar nuestro camino y lo más especial de todo es que hasta el comportamiento del joystick en ciertos casos irá cambiando. Como sucede en los niveles situados en el mar, donde podremos interactuar y mover en distintas direcciones algunas plataformas según el movimiento que hagamos con el control. Un factor adicional que le aporta diversión y se agradece mucho cuando se utiliza esa posibilidad del DualShock 4.

Dicho sea de paso, es muy probable que jugándolo desde una PlayStation 5 estos features sean aún más, incluso. Utilizando las posibilidades que ofrece el DualSense, como mayor vibración y personalización según el suelo que pisemos, y mayor importancia al sonido integrado en el mando.

A la par, y al mejor estilo Crash, iremos encontrando que las mecánicas de los niveles también van cambiando. Algunos escenarios irán avanzando con la cámara hacia adelante, en otros el ángulo de visión se irá desplazando hacia al costado y deberemos seguir el ritmo sin quedarnos atrás, e incluso habrán pruebas de velocidad. Al igual, recorreremos algunos mapas arriba de un tren y tendremos que llegar sanos y salvos al final del trayecto.

Quizás algo a tener en cuenta es que hay ciertos movimientos que iremos descubriendo por nuestra cuenta, al ir probando diferentes combinaciones de botones, o al acceder al menú y consultar todas las opciones disponibles. Las acciones principales sí tendrán una pequeña explicación, pero en los combos no sucede tanto.

Como detalle extra, no estaríamos hablando de un estreno relacionado al LittleBigPlanet, si no hiciéramos la justa mención a todas las variantes que tenemos para personalizar a nuestro compañero. A lo largo de nuestro viaje podremos ir hallando diferentes ítems, relacionados a la estética de cada mapa, con los cuales podremos equiparnos posteriormente. Además los cascabeles que vayamos recolectando nos servirán para comprar nuevos atuendos y accesorios. Será agradable ver a Sackboy disfrazado como deseamos al reproducirse las cinemáticas, un acierto muy preciso.

También es digno de resaltar que desde la sección de Configuración podremos encontrar distintas opciones referidas a la accesibilidad. Se podrá habilitar una fuente para la dislexia, y también se podrá seleccionar entre 4 modos diferentes en relación al daltonismo.

Música y amigos

Una particularidad que me tomó por sorpresa fue encontrarme con temas populares dentro del juego. No sólo eso, si no que las interacciones de los niveles acompañan, formando pequeños cuadros musicales que dan gusto jugarlos con calma y disfrutarlos a pleno. Como es el caso del de Uptown Funk (de Mark Ronson y Bruno Mars) y Move Your Feet (de Junior Senior), entre otros. Dicho esto, como contrapartida, en caso de que consideren hacer un streaming tengan en cuenta los derechos de autor.

Por otra parte, ya se encuentra habilitado el modo multijugador, de manera que ya podemos divertirnos con esta entrega con amigos y familiares. Tiene un soporte de hasta 4 personas. Y también resalto el hecho que hay un par de escenarios exclusivamente disponibles para jugar entre varios, sin poder completar en su totalidad la campaña en modo solitario.

Acerca de los trofeos

Varios de ellos irán surgiendo espontáneamente a medida que vayamos adentrándonos en la historia. Será importante, a su vez, que develemos todo el mapa y que obtengamos todas las medallitas en cada nivel.

En su mayoría no será un platino muy difícil de conseguir, aunque para desbloquear un par de trofeos deberemos jugar en modo cooperativo. Llegado el caso, también se podrían conseguir teniendo un segundo joystick.

Ya que se puede seleccionar el stage que querramos repetir para obtener todos los premios, mi humilde recomendación es que disfruten del gameplay y después se hace una revisada general por los ítems que quedaron pendientes.

Conclusión:

Luego de seis años de su último lanzamiento, Sackboy: A Big Adventure llega al mercado como una divertida y tierna entrega para disfrutar cien por ciento. Como dijimos al comenzar, fue una sorpresa su desarrollo, y es una propuesta ideal para recibir a la nueva generación e ir dándole un cierre y un agradecimiento a todo lo que la Play 4 fue ofreciendo.

Es un juego que con la picardía del entrañable personaje, la estética de sus niveles y la banda sonora (original y comercial) dan ganas de continuar avanzando y saber con qué sorprenderá el próximo escenario.

Si bien es un título que quizás si nos centramos en la historia en 8 o 10 horas podríamos terminarlo, considero que es un agradable videojuego para tener en nuestra colección. Debido a que, precisamente por sus monerías y los aspectos antes mencionados, hacen que se pueda rejugar sin problemas e incluso tratar de superar nuestras puntuaciones iniciales.