[Review] Persona 5 Royal
Plataforma: PlayStation 4
Género:  RPG
Desarrollador: Atlus
Editor: Atlus
Fecha de lanzamiento: 31 de Marzo de 2020
Precio: 60 USD
Idioma: Voces en Ingles/Japones y textos en Español

Persona 5 fue sin lugar a dudas un videojuego que termino de revolucionar el genero RPG, siendo un título imprescindible para todos los usuarios de PlayStation 4. La última obra dirigida por Katsura Hashino logro cerrar por todo lo alto su “trilogía” de juegos principales de la franquicia que nació como un spin off de Shin Megami Tensei. Con los años y la visión de Katsura logró alcanzar la cima convirtiéndose en una saga con identidad propia, esta 5ta entrega dejo atrás el nombre Shin Megami Tensei para pasar a conocerse solo como Persona 5. Para los fanaticos, el anuncio de Persona 5 Royal no fue ninguna sorpresa, de hecho era algo que siempre se espera por el pasado de la saga: Persona 3 FES, Persona 4 Golden, y hasta el muy interesante Persona 3 Portable para la aclamada consola portatil de Sony “PSP”.


Pero pese a esperar esta versión, debo confesar que me lleve una gran sorpresa al jugarlo ya que no solo nos encontramos ante la revisión más completa de la franquicia hasta la fecha; sino que logran superar lo insuperable que fue Persona 5 para dejarnos con un juego que se corona como el mejor. A continuación te cuento por que tenes que comprar este juego, eso si, acá te dejo mi reseña del juego original como complemento; ya que en esta ocasión me voy a centrar más en analizar las cosas nuevas de esta entrega.

Persona 5 Royal es básicamente la versión definitiva de aquel RPG que en lo personal me dio unas 210 horas de diversión. Esta revisión incluye como principal agregado un nuevo personaje jugable que se une a los Phantom Thieves: Kasumi Yoshizawa, que trae consigo un nuevo final para el juego. A diferencia de las anteriores entregas en las cuales sumaban nuevas waifus, notaremos que ahora esta todo mejor incorporado. Para ser más claros, antes el nuevo personaje se sumaba al argumento a la fuerza. Por fortuna en Persona 5 Royal este no es el caso, se nota que el guión fue re escrito de 0 ya que la nueva waifu se suma al grupo de una forma muy natural.


Con ella también vamos a tener un nuevo palacio, y a su vez los palacios previamente conocidos reciben un lavado de cara para ofrecernos nuevas zonas y enemigos “Personas”. Con la introducción de un nuevo elemento llamado las “semillas del deseo” vamos a tener que investigar nuevas zonas del palacio con una nueva herramienta que cumple la función de gancho; la misma la habremos visto en Persona 5 Scramble cuya demo ya se encuentra disponible en la Store Japonesa por si queremos echarle un ojo. Esta mecánica es muy interesante, nos permite resolver las situaciones previamente conocidas de una nueva forma, aportando un aire de frescura a los palacios. Dichas semillas sirven para obtener nuevos objetos que nos serán de ayuda en las situaciones peligrosas en donde nos meteremos.

Por su parte mementos también recibe este lavado de cara, ahora conoceremos a un nuevo personaje llamado Jose que nos ofrecerá un peculiar trato en este palacio en común. De esta forma nos veremos rodeados de nuevas tareas por completar a la vez que intentamos dar con las misiones de siempre. Las cuales también se irán desbloqueando de otra forma, si antes todo se reducía a un determinado confidente, ahora vamos a tener que “explorar más para dar con ellas”.

En cuanto a los confidentes, al contar con más libertad y “tiempo” para socializar con algunos que antes se subían solos, ahora están liberados por lo cual deberemos ir a pasar el tiempo con ellos. A esto se le suma la arcana de la nueva waifu, y un consultor de la escuela llamado Takuto Maruki. Algo que me gusto mucho es que mejoran el sistema de confidentes, de esta forma ofrecen mejores posibilidades a la hora de socializar, y no se siente como si fuera un robot. En Persona 5 Royal, al igual que su versión original cada confidente tiene una historia muy profunda que es realmente agradable de conocer, y con las nuevas herramientas que nos ofrece esta versión podemos desarrollar estos vínculos de una forma más natural.


Siguiendo por las novedades, la frutilla del postre es el nuevo tercer semestre inédito que nos espera en el juego del cual no puedo hablar nada, pero solo puedo decir que es épico. Si bien al ofrecernos una mayor libertad a la hora de jugar, no nos vamos a sentir con tiempo libre por todas las nuevas actividades que nos esperan, los confidentes ya mencionados, minijuegos de dardo y billar, y por supuesto la nueva ciudad repleta de actividades por descubrir. Por estas razones considero que regresar al mundo de Persona no se hace para nada repetitivo pese a haber jugado al original, ya que todo tiene esos pequeños detalles que dan gusto de ver. En mi caso hace 20 días que había completado el juego base por 3 tercera vez para hacerme con el tan deseado platino, y al día de hoy que llevo ya casi 100 horas en Royal puedo decir que no me aburrió en ningún momento, y al tenerlo fresco me vino genial para analizar a fondo cada detalles y mejoras de esta nueva versión.

Pasando al combate, notaremos que ahora contamos con nuevas mecánicas que enriquecen el gameplay. Si ya en el original nos encontrábamos ante un sistema de combate RPG muy dinámico, en esta versión Royal terminan de pulir detalles para ofrecer la formula definitiva. Entre las novedades más destacadas tenemos a las nuevas Personas que se suman al juego, acompañado muy de cerca de los ataques combinados de los personajes. Funcionan realmente muy bien, siendo un agregado perfecto para el gameplay, por otro lado tenemos el tipo de enemigo que es una bomba, si la usamos correctamente podemos sacarle el mayor provecho.

Siguiendo por la parte del equipo, contamos con nuevas armaduras, armas y accesorios; así  como las ventajas que nos ofrecen los confidentes. Por ejemplo Kasumi es gimnasta, la relación inicial con el protagonista se da por medio de unas clases que ella le da al protagonista; dichos movimientos nos serán de gran ayuda en los combates ya que nos permiten escapar de emboscadas con una voltereta. Este es solo un ejemplo, pero contamos con varias novedades relacionadas a las fusiones en el Velvet Room. Como contrapartida, note que estas nuevas mecánicas terminan siendo “ayudas” que terminan haciendo el juego muy fácil; calculo que por la experiencia que tengo. Igual esto no arruina para nada la experiencia del juego, y siempre podemos aumentar la dificultad del mismo para que se adapte a cada jugador.


En cuanto a los gráficos, note un lavado de cara que seguro lo vas a disfrutar mejor si tenes PlayStation 4 Pro, sino es el caso no hay una mejora que merezca mencionarla. Pero de todas formas pese a los años, las animaciones y el diseño de escenarios están muy bien para PlayStation 4, lo que si mejoraron mucho son los diseños de los personajes y sus expresiones en los diálogos. Los tiempos de carga entre las escenas y las transiciones de escenarios también fueron pulidas, y por último como siempre hay que destacar lo hermosa que es la interfaz del juego.

En cuanto a la banda sonora, Shoji Meguro saca de la galera una nueva OST que iguala a la original para deleitarnos una vez más. La música en Persona 5 es tan protagonista como cada aspecto del juego, en conjunto nos dejan la mejor experiencia RPG que disfrute en los últimos 10 años. Algo que sorprendió a toda Latinoamerica en su momento fue cuando anunciaron que esta versión incluiría los tan pedidos subtitulos en Español. Dentro de todo están bien luego del parche 1.01, pero antes había varios detalles que los corrigieron al momento de escribir esta reseña, me parece genial que incluyan los textos en Español para que el título llegue a más personas. Por su parte también contamos con el aclamado audio dual, es decir Ingles y Japones. 

Conclusión

Si llegaste hasta acá ya me imagino que estas reservando el juego, solo me queda para decirte que Persona 5 Royal es de los mejores juegos que vas a encontrar en PlayStation 4. Nos ofrece una infinidad de horas del mejor RPG que supo adaptarse a los tiempos que corren manteniendo su esencia intacta.