[Review] Call of Duty: Vanguard
Plataformas: PS4 | PS5 | Xbox One | Xbox Series | PC
Género: Shooter
Desarrollador: Sledgehammer Games
Editor: Activision
Fecha de lanzamiento: 5 de Noviembre de 2021
Precio: 69,99 USD
Idioma: Inglés | Español

Activision esta de regreso este año con una nueva entrega de Call of Duty, dejando atrás el intento fallido de darle un nuevo desenlace a la franquicia Black Ops con Cold War; ahora de la mano de Sledgehammer Games desde el pasado 5 de noviembre podemos disfrutar de Call of Duty: Vanguard. En esta entrega volvemos a repasar las batallas de la Segunda Guerra Mundial desde la mirada de cinco protagonista, sin más preámbulo a continuación te dejo mis impresiones.

Como mencione antes, la campaña en esta ocasión esta ambientada en la segunda guerra mundial, en ella se nos presentan a los cinco integrantes de la Fuerza Operativa Uno. Este peculiar grupo esta compuesto por Arthur Kingsley, Polina Petrova, Wade Jackson, Lucas Riggs y Richard Webb, sobre ellos recae la tarea de detener el proyecto Fénix, la carta secreta de los Nazis. Debo confesar que no me gusto la forma en la cual se narra la campaña, a medida que jugamos se llevara a cabo un interrogatorio por el cual iremos conociendo el pasado de cada protagonista y que fue lo que trajo a ese lugar. Este recurso en otros videojuegos suele estar bien utilizado, pero en Call of Duty: Vanguard no es el caso; ya que no solo el ritmo se siente lento, sino que lo que nos van contando no termina de encajar con el desenlace final y sinceramente hubiera preferido otro hilo argumental.

Lo único que destaco de la campaña es su ambientación perfectamente recreada en donde recorremos los mayores frentes de la segunda guerra mundial, si bien las situaciones a esta altura ya las conocemos, es entretenido ver como las recrean para la ocasión y como nos narran los diferentes puntos de vista de los personajes. Otro punto en donde es flojo el titulo es en la duración de la campaña, nos encontramos ante 9 misiones que nos llevarán poco mas de 5 horas en completar, no hay coleccionables por descubrir, la dificultad veterano no es un reto; y se puede decir que toda la campaña es muy lineal. En resumen de cuentas no encuentro una razón para volver a jugar esta historia luego de completarla, salvo por querer obtener algún que otro trofeo de turno, pero al final del día se convierte en una historia que no perdurará mucho en nuestra memoria.


Pasamos al modo Zombie, en lo personal soy un gran fanatico de este modo implementado por Treyarch en aquel Call of Duty World at War lanzado en 2009; no paso mucho tiempo en convertirse en todo un éxito y por sobre todo un sello de la desarrolladora ya que con solo ver a el estudio detrás de este modo ya sabíamos que nos encontrábamos ante calidad. Si bien la historia que se nos cuenta en los zombies cerro en Black ops 4; con la salida de cold war se abrió una nueva aventura bajo el nombre del eter oscuro, por desgracia por el momento en los zombies de Vanguard no contamos con un easter egg a completar (se va a lanzar la campaña de zombies de forma gratuita en un futuro), pero si tenemos las bases de esta lavada de cara para nuestros queridos zombies.

La acción nos lleva a DER ANFANG, en dicho modo contamos con una sala central que cumple el papel de base operativa, en ella contamos con la posibilidad de mejorar nuestras armas, comprar equipamiento, amuletos, probar suerte en la caja misteriosa y adquirir municiones. Esta base central no es segura, a medida que jugamos iremos superando diferentes rondas de zombies, una vez que las completamos ya no aparecen más, en el mapa podemos abrir cajas con recompensas especiales y para avanzar deberemos sumergirnos en alguno de los portales que se nos presentan. En ellos nos esperan 3 tipos de misiones a completar: Escoltar una calavera del punto A al B, resistir oleadas por un tiempo determinado hasta una extracción segura, y por ultimo obtener gemas para sobrecargar diferentes obeliscos de poder. Una vez que completamos cada una de dichas misiones, volvemos a la base en donde nos esperan algunos zombies y a su vez iremos desbloqueando diferentes partes del mapa central, cada nueva zona cuenta con los cáliz de poder (bebidas con mejoras al estilo juggernaut), ellas nos ofrecen diferentes habilidades que son: recargar rápido, agilidad, daño critico, salud, y regeneración. La primer mejora es gratis, los niveles posteriores hasta el máximo (IV) cuestan dinero que obtendremos cumpliendo las misiones y matando zombies.

En las primeras horas del juego debo confesar que no me gusto lo que estaba jugando por la misma razón que en Cold War y cito mi frase “No me gusta que me marquen todo lo que tengo que hacer, la magia del modo zombie era descubrir por cuenta propia como avanzar y para que sirve cada cosa; dispararle a esa lampara por que si a prueba y error para completar el easter egg era lo más”. A las pocas horas me empecé a adaptar a estas mecánicas mas amigables y me termine encontrando con otro error muy grave que era algo obvio (además de ser fácil), el modo zombie no cuenta con contenido que te motive a seguir jugando, básicamente en 15 rondas ya abriste todo el mapa, mejoraste tus armas al máximo nivel, tus perks y tus amuletos, literal no me quedaba otra cosa por hacer más que pedir la extracción por que me aburría. La poca variedad de enemigos también es algo que a las pocas horas le termina pasando factura, considero que como modo arcade es entretenido pero le falta una buena campaña urgente por que así como esta no ofrece ningún motivo para seguir jugándolo.



Pasamos al modo multijugador, nos encontramos ante el mismo modo de cada año con leves mejoras que marcan el camino a seguir para Activision. Lo primero que nos vamos a encontrar como novedad son los diferentes ritmos de la partida, básicamente en esta entrega contamos con 3 tipos de ritmos que marcarán la diferencia tanto en cada modo de juego, como mapa. Se encuentran divididos en: Táctico, las partidas cuentan con menos jugadores y son batallas más estratégicas; Asalto, modo normal con una cantidad de jugadores que se adapta a cada mapa; caótico, literal un caos en donde apareces en medio de los enemigos. Estos 3 ritmos me parecieron todo un acierto ya que uno puede decidir como quiere jugar sus partidas, si bien en caótico con mapas chicos es literal apareces y morís, me gusto como esta planteada la idea para darle más re-jugabilidad a los diferentes modos y mapas; pero en la practica no termina de funcionar siempre.

Los mapas del juego están mucho más detallados que en otras ocasiones, me gustaron mucho los diseños, las variantes que pueden ofrecer en los diferentes modos de juegos, por su lado los modos de juegos son los clásicos de la franquicia ya conocidos como: Duelo por equipo, baja confirmada y dominio. Pero por su parte contamos con la interesante propuesta planteada en Patrulla, en donde el objetivo es básicamente capturar y mantener un punto por el mayor tiempo posible (como si fuera punto caliente) pero el objetivo va rotando por todo el mapa, de esta forma aporta un componente diferente a los que estamos acostumbrados. Los operadores por su parte están de regreso, contamos con diferentes desafíos a completar con cada uno de ellos para obtener diferentes mejoras a nivel cosméticos que aportan el factor de querer obtener todo. Al final del día, nos encontramos ante el mismo multijugador de siempre, ¿Es divertido? Si, pero nada del otro mundo.

En cuanto al aspecto audiovisual, me encontré con ciertos bugs en la campaña y ni hablar de la carga de textura que en más de una ocasión deja mucho que desear, sobre todo en los gestos y las caras de los personajes. En líneas generales el juego funciona bien, pero tiene varios tirones groseros que cortan mucho la acción, por su parte como mencione antes, los mapas están muy bien recreados y las mejores escenas del juego nos dejarán maravillados; todo luce realmente muy bien. La banda sonora es correcta, los efectos sonoros de las armas y como se desarrolla la acción se encuentran bien logrados.

Camino al Platino


En Call of Duty: Vanguard nos encontramos ante una lista de trofeos realmente muy simple de obtener, esta guía se va a dividir en tres partes. Lo primero que tenemos que hacer en enfocarnos en la campaña, lo ideal es pasarlo de una en veterano ya que es bastante simple salvo momento en especifico, pero el juego cuenta con buenos puntos de control así que nada del otro mundo, a lo sumo nos trabaremos en algún lugar en especifico, pero con unos intentos avanzaremos sin problemas. Hay un trofeo por ver los créditos al final del juego, recomiendo no saltearlos y por su parte cada misión cuenta con dos trofeos específicos que podemos hacer repitiendo misiones en fácil sin mucho esfuerzo.

Pasando al modo zombie, al no contar con un easter egg, no hay mucha dificultad y todo se reduce a farmiar zombies para alcanzar el trofeo de matar a 10 mil de ellos, en el camino obtendremos los trofeos relacionados a este modo y estaremos listos para el online. En este último paso vamos a necesitar alcanzar el prestigio 1, es decir llegar a nivel 55, nivel 70 de un arma y nivel 20 de operador; el lado bueno es que comparte nivel con el modo zombie así que ya estaremos en nivel 40 a esta altura. Recomiendo utilizar siempre a un operador con su arma favorita para ganar doble experiencia; en resumen nos encontramos ante un platino muy fácil de obtener con un 4/10 que podremos sacar en 25 horas.

Conclusión

Call of Duty: Vanguard nos presenta una campaña correcta que si bien no llega a ser épica, te entretiene lo poco que dura, un modo multijugador que repite la formula de cada año logrando atrapar al jugador de siempre pero dejando de lado a los que buscan nuevas experiencias; y por supuesto el tan esperado modo zombie que carece de contenido que nos mantenga enganchados. Como juego se podría decir que cuenta con buenas ideas, pero las ejecuta de forma tibia, no me gusta el modelo de esperar por actualizaciones por más que sean gratuitas, y al momento de puntuar este juego me encuentro con este contenido que a mi entender es poco variado.