Plataforma:  PC | PS4 | PS5 | Xbox One | Xbox Series X/S | Nintendo Switch
Género: Plataformero 3D | Aventuras
Desarrollador: Square Enix
Editor: Square Enix
Lanzamiento: 26 de marzo de 2021
Precio: $ 3.499 STEAM | U$S 59.99 PS4/PS5 | $3.999,00 Xbox One – Series X/S
Idioma: Audio y Textos en Inglés y Español

Los creadores de uno de los personajes más conocidos de los videojuegos, la mascota de SEGA, Sonic, se lanzan con una nueva propuesta que sigue el lado de los plataformeros 3D. Nos referimos a Yuji Naka y Naoto Ohshima que nos presentan Balan Wonderworld. Este extraño y bizarro videojuego nos traerá 12 historias distintas que se retrataran en más de 24 niveles para jugar con todo tipo de habilidades distintas para probar.

Balan Wonderworld nos dejará elegir entre un hombre o una mujer sin mucha posibilidad de personalización salvo por los estilos de peinado, y una vez elijamos al personaje el juego nos llevará por un mundo ficticio lleno de distintas historias con personajes de todo tipo, de la mano de un extraño ser con lo que parecerían poderes mágicos. Este se llama Balan, como el nombre del título lo indica.

La aventura nos transita por distintos cuentos cortos con historias simples y sin mucha profundidad pero todas terminarán con una moraleja muy marcada. Estos relatos a su vez se dividirán en 12 niveles conformados por 3 etapas cada uno. El diseño de niveles está hermosamente realizado con una atención al detalle increíble y en su gran mayoría con la posibilidad de no llegar al final de los mismos de manera lineal, algo que no siempre se ve bien implementado en los plataformeros 3D.

La mecánica principal del juego se basa en conseguir a lo largo de cada nivel distintos trajes que están basados en personajes ficticios inspirados en el cuento que veremos su conclusión al final de cada nivel. Estos trajes nos darán todo tipo de habilidades para afrontar los niveles de la mejor manera posible. El objetivo principal de estos escenarios no solo es llegar al final sino que también reunir la mayor cantidad de gemas de colores que podamos así como una cantidad específica de estatuillas de Balan que serán uno de los objetos más importante para el progreso natural del juego. Estás estatuillas tendrán un contador de cuantas podremos juntar en cada nivel. 

Una de las cosas más interesantes que tiene el juego es la posibilidad de rejugar cada uno de los niveles las veces que queramos ya que una vez que consigamos los trajes de un nivel, si no los perdemos en un mal salto o por un enemigo, podremos guardarlos y usarlos para otro nivel en el que dicho traje pueda tener una mejor utilidad. Los niveles están llenos de secretos por todos lados, y a medida que avancemos iremos juntando más trajes que podrán ayudarnos a descubrir todo lo que puede haber oculto en cada escenario

La trama del juego se presenta en como Balan hace que cada personaje vea lo mejor de sí mismo y se le muestra al jugador de una manera teatral como si nuestro personaje principal fuera el espectador de esta obra de teatro. Pero al hacer esto el juego automáticamente cae en un lugar demasiado infantil y bizarro, donde después de cierta edad no resonará mucho en el jugador el mensaje que nos quiere dar el título. Por ejemplo cada vez que terminamos uno de los 12 niveles el juego por alguna razón muestra un baile que es igual todas las veces con solo la variación de la melodía, el cual no tiene ningún motivo para existir y a la tercera vez lo salteamos ya que genera cringe. También hay que agregar que los personajes no hablan ningún idioma conocido si no más bien un dialecto inventado, y sí, esto incluye a las canciones. 

Además de los 12 niveles tendremos una especie de lobby que nos permitirá utilizar las gemas que conseguimos para alimentar a unas pequeñas criaturas llamadas Tim, las cuales nos acompañarán en toda la aventura. Estos simpáticos y lindos bichitos nos seguirán por todos los escenarios y cada tanto nos ayudarán a recolectar items y gemas importantes que por ahí nos perdimos en el nivel. Los Tim se multiplicaran a través de huevos que iremos encontrando así como comiendo muchas gemas pondrán otro huevo. Mientras más tengamos más secretos sobre ellos podremos descubrir. 

Una de las grandes fallas del juego es el control de cámara horrendo que tiene, que más de una vez nos dará una perspectiva falsa y calcularemos mal un salto haciéndonos perder un traje, que son muy importantes para poder movernos por cada escenario y poder matar a cada uno de los enemigos. 

A nivel gráfico el título para ser de PS4 se ve bastante bien pero no impresiona de ninguna manera más allá de las cinemáticas que son bastantes buenas. Una de las cosas a destacar es que tiene en varios momentos un soundtrack muy entretenido pero al mismo tiempo es repetitivo hasta el hartazgo, sobre todo lo que tiene que ver con la aparición de enemigos. 

Una de las mecánicas más molestas del juego pero que se vuelve totalmente necesaria para farmear gemas y posibles estatuillas, se trata de encontrar unos sombreros en los distintos escenarios para poder convertirse en Balan por un pequeño rato y a través de un corto minijuego de precisión tendremos que alinearnos con los movimientos del personaje y si lo hacemos perfecto podremos generar un multiplicador y hasta ganar una estatuilla.

Conclusión

Balan Wonderworld es un juego extraño y lleno de magia que claramente está orientado para jugadores que quieren descubrir su primera aventura en un plataformero 3D pero por sobre todo para los más pequeños, el juego trata constantemente con cada uno de sus relatos dejarnos una enseñanza o moraleja por lo que se ve que pasa cada personaje. Es una experiencia entretenida pero que a veces avasalla mucho con lo quiere lograr.